19 abril 2011

DISCOS

LOW. C´mon.

Regreso al principio del camino.

La duda ha quedado resuelta: Low siguen hacia delante. O mejor dicho, Low vuelven al principio del camino. Después del rupturista y experimental “Drums And Guns” (2007) y de ver a Alan Sparhawk implicarse a fuego y sangre en su exitoso proyecto paralelo Retribution Gospel Choir, muchos nos preguntábamos por dónde transitarían los futuros pasos de la banda, incluso si habría más pasos; pues los hay. Lo que Dios ha unido que no lo separe el ruido; y afortunados somos porque el mundo no puede permitirse el lujo de prescindir de la música de Low, esa música para la vigilia, para las noches de insomnio, para mirarse hacia dentro.

En efecto, “C´mon” (2011, Sub Pop) retorna al sonido íntimo y austero de sus primeros pasajes, con una sobriedad que a veces se convierte en un exceso. Los tres movimientos iniciales resultan intachables y anuncian otro álbum para la historia: “Try To Sleep”, elemental en su forma y grata para el oído; la bellísima “You See Everything”, relanzada con toques orquestales; y la gigantesca “Witches”, sumida en una épica maraña eléctrica y con un banjo asomándose tímido por un costado. Sin embargo, a partir de “Done” la cosa se vuelve cambiante, irregular, fluctuando entre la algidez y el déjà vu forzoso. Historias como “Done”, “$20” o “Nightingale” las hemos oído otras veces, en algún otro disco. Y aunque el argumento no deja de ser estimulante, ya no emociona con la intensidad de la primera o la segunda vez. Sí que emocionan y mucho, casi hasta la apnea, los crescendos antológicos de “Majesty Magic” y “Nothing But Heart”. Y quizá sea esta última la canción crucial del disco, enmarcando ese don innato que tiene los de Duluth para el mantra, un hipnótico y abumador mantra (“I´m nothing but heart”) de más de seis minutos que entra en pugna con el hasta ahora insuperable “I am the lamb and I´m a dead man” -véase el álbum “Trust” (2002)-.

Aunque este sea un disco de idas y venidas, su cierre lo convierte en un dechado de dignidad. “Something´s Turning Over” aparca la solemnidad, revive las armonías risueñas y el lado más de carne y hueso de la banda, devolviendo el dulce sabor de boca del principio y dejando las esperanzas intactas. Nos vemos en el Primavera Sound.



Léelo también en: MY FEET IN FLAMES

3 comentarios:

Txals dijo...

Un disco excelente. Como tú, pienso que Drums&Guns era demasiado rupturista. Me quedo con estos Low, muy buena recomendación y muy buenas palabras.
Saludos

Dudupeich dijo...

Me gustó mucho "Drums & Guns", pero este "C'mon" es espectacular.

Ojalá pronto se pasen por Madrid porque lo de Primavera Sound lo veo francamente difícil, la última vez en la Galileo fue mágico.

Rastreador dijo...

Low son un grupo muy especial para mí, Mary, de mis favoritos. Este disco aún no lo he escuchado, estoy esperando para tenerlo entre mis manos...